El terrorista de Londres se llamaba Adrian Russell antes de su conversión


Khalid Masood tenía antecedentes por violencia extrema pero no por terrorismo – 10 detenidos en Londres y Birmingham


londres – El presuntpo autor del atentado del miércoles ante el Parlamento británico, identificado por las autoridades como Khalid Masood, nació un 25 de diciembre con el nombre de Adrian Elms, según revela hoy el tabloide “The Sun”.


El agresor, abatido por agentes tras apuñalar mortalmente al policía Keith Palmer, era británico nacido en Kent, sureste de Inglaterra, con antecedentes penales, y pasó años mudándose a varios lugares del Reino Unido bajo distintas identidades.


Según el citado periódico, el agresor, de 52 años, era hijo de madre soltera, tenía esposa y era padre de tres hijos.


Su carrera delictiva, indica el diario, empezó en 1983 y fue condenado por agresión violenta y posesión de armas, por lo que pasó años en tres centros penitenciarios: la prisión de Lewes, en East Sussex (sureste de Inglaterra); la de Wayland, en Norfolk (este inglés), y la de Ford, en West Sussex (sureste del país).


De acuerdo con un documento sobre el historial de Masood al que “The Sun” dice haber tenido acceso, en su currículum, el agresor figura como maestro de inglés con experiencia laboral en el sector educativo en Arabia Saudí y en la localidad inglesa de Luton.


Sin embargo, según los medios, parece que Masood nunca trabajó como maestro en ningún colegio estatal inglés.


Tras una conversión al islam, el autor del atentado cambió su nombre por Khalid Choudry y después Khalid Masood.


En los últimos años residía en el condado de West Midlands, centro de Inglaterra, si bien vivió también en Londres, Sussex (sur inglés) y en la ciudad de Luton (a las afueras de la capital).


El periódico “The Sun” también publica hoy imágenes y un vídeo aéreo en que se ve el momento en el que las fuerzas del orden sacan con rapidez, en un vehículo oficial, a la primera ministra británica, Theresa May, del Parlamento cuando se producía el ataque.


May había participado en la sesión semanal de preguntas a la primera ministra en la Cámara de los Comunes.


El terrorista que mató el miércoles a cuatro personas y dejó 29 heridos en Londres antes de ser abatido por la Policía fue ayer identificado como Khalid Masood, de 52 años. Masood, que actuó solo, no estaba actualmente bajo investigación policial y no existía información de inteligencia que apuntara a que estaba preparando un ataque terrorista.


Las fuerzas de seguridad creen que Masood era el conductor que se abalanzó a bordo de un vehículo todoterreno contra la multitud que caminaba por el puente de Westminster y apuñaló después a un policía que custodiaba el Parlamento británico.


La compañía de alquiler de vehículos Enterprise confirmó que el vehículo que se utilizó en el atentado frente al Parlamento de Westminster fue alquilado en Solihull, al sureste de Birmingham.


Las cuatro víctimas mortales del ataque son el policía británico Keith Palmer, de 48 años, la británica de origen español Aysha Frade, de 49 años, y el turista estadounidense Kurt Cochran, de 54. A última hora de ayer falleció en el hospital un hombre de 75 años.


En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, la primera ministra británica, Theresa May, informó de que el atacante, que mató a tres personas, actuó “solo” y había sido investigado en el pasado por los servicios secretos.


“Fue una figura aislada. Su caso no forma parte de la actual situación de inteligencia. No había (información) de inteligencia previa a este intento (de atentado) o de un complot”, dijo.


El grupo terrorista Estado Islámico (EI) asumió la autoría del ataque a través de una nota difundida por la agencia de noticias Amaq, próxima a los yihadistas.


Como parte de la investigación sobre el ataque, ocurrido frente al Parlamento de Westminster, lugar muy concurrido por turistas de todas partes del mundo, diez personas fueron sido detenidas en Londres, Birmingham y otros puntos del Reino Unido, informó el jefe de la unidad antiterrorista de la Policía, Mark Rowley. Todos ellos son sospechosos de haber participado en la preparación de actos terroristas.


Las fuerzas de seguridad continúan el registro de cuatro domicilios en esas dos ciudades inglesas, además de otra operación en Carmarthenshire, en el suroeste de Gales.


“La investigación de la unidad antiterrorista de la policía de Londres sobre el ataque terrorista del miércoles continúa desarrollándose a un ritmo rápido e involucra a cientos de agentes”, afirmó Scotland Yard en un comunicado.


Entre los heridos, May informó de que hay 12 británicos, tres franceses, dos rumanos, cuatro surcoreanos, dos griegos, un alemán, un polaco, un irlandés, un chino, un italiano y un estadounidense.


El atentado ha provocado una gran conmoción en el Reino Unido, donde las fuerzas del orden han realizado en los últimos años numerosos entrenamientos para hacer frente a la amenaza terrorista, especialmente tras los ataques de París (2015) y Bruselas (2016).


El Reino Unido no ha modificado el nivel de la amenaza terrorista, que se mantiene en “severa”, la segunda más alta y que indica que un atentado es “altamente probable”.


13 complots desactivados Según informó May, las fuerzas de seguridad han frustrado desde junio de 2013 un total de 13 complots terroristas contra el país.


El agresor, según la Policía, buscaba entrar en el edificio parlamentario, a pesar de las fuertes medidas de seguridad por tratarse del lugar más emblemático de Londres, si bien aún queda por establecerse cuál era su objetivo.


Al dar los detalles de la investigación ante la Cámara de los Comunes, May indicó que el Reino Unido “no tiene miedo” y que el agresor buscaba atentar contra la democracia y “todas las personas libres” de distintas partes del mundo.


“Nos reunimos aquí en el más antiguo de todos los parlamentos porque sabemos que la democracia y los valores que conlleva siempre van a prevalecer”, agregó.


“Estos valores -dijo-, la libertad de expresión, la libertad, los derechos humanos, el imperio de la ley, están encarnados aquí, en este lugar, pero son compartidos por gente libre de todo el mundo”.


“Éste ha sido un ataque contra gente libre de todas partes y, en nombre del pueblo británico, quisiera dar las gracias a nuestros amigos y aliados en todo el mundo que han dejado claro que están con nosotros en este momento”, resaltó.


Antes, el ministro británico de Defensa, Michael Fallon, dijo que el Gobierno y las fuerzas de seguridad trabajan sobre la base de que el atentado está “ligado al terrorismo islamista”.


Este atentado ha sido el más grave en el Reino Unido desde los ataques del 7 de julio de 2005 (7-J) contra la red de transporte de Londres, en los que murieron 59 personas, cuatro de ellas los terroristas suicidas.


los datos


Fallece un hombre de 75 años. Un hombre de 75 años que resultó herido en el atentado falleció anoche en el hospital, informó la policía, lo que eleva a cuatro el número de muertos, además del agresor.


250.000 libras para el policía muerto. La Policía Metropolitana ha recaudado 250.000 libras en apenas 24 horas para la familia de Keith Palmer, el agente que murió al ser apuñalado mientras intentaba impedir que Masood entrara en el Parlamento.


Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*