Localizaron cadáver de comerciante en Mahomo 1

Un desenlace fatal tuvo la búsqueda de un comerciante santacrucense al que localizaron muerto el mediodía de ayer en el sector el Mahomo 1 del municipio José Ángel Lamas. Esta persona estaba desaparecida desde el mediodía del pasado viernes cuando salió de casa de su tía en la calle Federico Villena con destino a la casa de su progenitora, donde iría a almorzar.

victima-comerciante

Por motivos desconocidos, el hombre de 53 años de edad, identificado como José Ignacio Pinto Díaz, nunca llegó a su destino. Pasaron las horas y se hizo de noche y no se supo más de él, por lo que apenas amaneció el día sábado, su señora madre se comunicó con la tía y le preguntó si por casualidad se había quedado durmiendo en su casa, pero lamentablemente eso no había ocurrido.

Es así cuando inicia la angustia de desconocer su paradero ya que José Ignacio no acostumbraba a ausentarse de su casa en el barrio El Patrocinio, y menos sin notificar.
Intentaron comunicarse a través de su teléfono celular y no atendían la llamada y luego estaba desconectado. Insistieron pero nada y el domingo recibieron una llamada anónima al número residencial donde les indicaron que al hombre le habían dado de baja, que lo buscaran muerto por la zona donde residía.

enterrado-victima

Los parientes se dirigieron a las áreas usadas para la liberación de cadáveres pero sin ninguna novedad. Hasta que en horas cercanas al mediodía de ayer recibieron la información que en una de las parcelas del sector Mahomo 1 habían localizado un cadáver.

Aun con la esperanza de que no se tratara de él, se trasladaron a la parcela 25, en la parte posterior de la urbanización Jardines de Turagua, donde el propietario del terreno mientras pastoreaba el ganado vio gran cantidad de zamuros cerca de la antigua canal, al hurgar un poco la tierra se dio cuenta que se trataba de un cadáver.

Así dieron parte a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalística de la subdelegación de Cagua, quienes procedieron a la extracción del cuerpo que yacía boca abajo; estaba maniatado de manos y piernas con un alambre, al igual que la cabeza, que estaba cubierta por una franela ensangrentada y también alambre. Todo indicaba que era Pinto Díaz.

Sin embargo, el cuerpo fue trasladado a la morgue de Caña de Azúcar para el respectivo reconocimiento y las experticias de rigor. De igual forma, los pesquisas adelantan las averiguaciones para tratar de determinar el móvil y autores del crimen ya que más de una persona tuvo que estar involucrada.

NOHANNA MORILLO | el siglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*