Los republicanos retiran la ley sobre la reforma sanitaria por falta de apoyos


El programa del presidente no satisface el ansia del ala más radical de los republicanos por liquidar el ‘Obamacare’




WASHINGTON. Los republicanos de la Cámara de Representantes han retirado la ley sobre la reforma sanitaria que tenían previsto votar este viernes después de que así lo haya pedido el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consciente de que los votos no sumaban.


“Acabamos de retirarla”, ha dicho Trump, poco minutos antes de la hora prevista para la primera votación parlamentaria de esta reforma, con la que los republicanos aspiraban a derogar el ‘Obamacare’. “No culpo a Paul”, ha aclarado en unas breves declaraciones a ‘The Washington Post’.


El mandatario se refería de esta forma al presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, que le había notificado poco antes que la ley no contaban con los suficientes apoyos para seguir adelante. Trump ha confirmado que, de momento, la iniciativa queda aparcada hasta nuevo aviso.


Aunque los republicanos cuentan con mayoría en la Cámara Baja, sólo podían permitirse perder el voto de 21 compañeros, una cifra que todos los medios daban ya por superada. Unos 30 republicanos se inclinaban el jueves por el voto en contra, bien por considerar la reforma poco ambiciosa o por temor a enfadar a los votantes de su circunscripción.


El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha explicado este viernes que Trump “lo ha dado todo” para tratar de lograr un acuerdo de última hora y ha hablado en persona o por teléfono con 120 congresistas.


SIETE AÑOS DE LEY


Siete años después del ‘Obamacare’, el Partido Republicano había puesto sobre la mesa un nuevo plan sanitario que derogaba impuestos, retiraba financiación para el programa de ayuda Medicaid y eliminaba los castigos para quienes no contratasen ningún seguro. El plan contaba con el apoyo explícito de Trump, que convirtió la derogación de la anterior reforma en una de sus grandes promesas.


El ‘Obamacare’ incorporó al sistema a unos 20 millones de estadounidenses sin seguro, mientras que el nuevo plan habría dejado fuera a 14 millones en sólo un año, según el análisis de la Oficina Presupuestaria del Congreso. Para el año 2026, unos 24 millones de personas se habrían quedado sin seguro. 


Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*