Sundde investigará si panaderías cerradas estaban evitando fiscalización

Cerca de 2.000 funcionarios de la Sundde se desplegaron este martes en 709 panaderías del municipio caraqueño Libertador para supervisar estos establecimientos, que podrían ser intervenidos por el Gobierno de comprobarse irregularidades con la venta y producción de pan.

William-Contreras-sundde digitel

El Superintendente de Precios Justos, William Contreras, encabezó estos operativos en la Capital que, según dijo, se expandirán por todo el territorio del país para dar cumplimiento a la indicación presidencial que ordena destinar 90 % del saco de harina a la elaboración de dos tipos de hogazas.

Contreras explicó que 700 funcionarios supervisaron estas panaderías para determinar la cantidad de materia prima que recibirá cada establecimiento en función del tamaño del modelo de negocios, así como de la capacidad individual de amasado, procesamiento, almacenamiento y frecuencia de distribución de los panes.

Explicó que este martes cerraron al menos una panadería en Caracas y que durante el operativo encontraron otras 21 cerradas, por lo que iniciaron averiguaciones para determinar si estos cierres fueron planeados para evitar la fiscalización, lo que conllevaría a la intervención gubernamental en estos establecimientos.

Señaló que algunos miembros del gremio panadero han cometido delitos como especulación, desviación del producto, boicot, alteración fraudulenta, violación de derechos individuales, condicionamiento de venta, entre otros delitos que violan la Ley de Precios Justos vigente en la legislación local.

“A partir de las seis de la mañana (en las panaderías) tiene que haber producción continua, cero condicionamiento de horario, ni condicionamiento de venta”, sostuvo y agregó que los locales donde haya cola para comprar pan, habituales en Caracas, serán sancionados.

Por su parte, la Federación Venezolana de Industriales de la Panificación y Afines (Fevipan) aseguró que como gremio no encabezan la “guerra del pan”, una tesis lanzada por el presidente Nicolás Maduro para acusar a los panaderos por la falta de hogazas que se suma a la escasez generalizada que vive la nación en medio de la crisis.

“#Fevipan Insiste diálogo con el gobierno ante posible toma de panaderías (…) En estos momentos se ha incrementado considerablemente la demanda de pan ante la falta de otros alimentos de primera necesidad”, indicó Fevipan en su cuenta de la red social Twitter.

La Federación aseguró que genera 300.000 empleos directos y 1.700.000 indirectos, es responsable del 40% de la distribución de alimentos del país y, pese a ello, “actualmente 80% de las panaderías tienen los inventarios en cero, 20% restante ha recibido 10% de su consumo mensual”.

Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*