Un discapacitado sobrevive a dos intentos de homicidio en un mismo día y a manos de su madre

Un discapacitado, vecino de Teruel, ha sobrevivido a dos intentos de homicidio en un mismo día, y los dos a manos de su madre. Cuando menos así queda reflejado en la instrucción judicial realizada hasta ahora, que imputa a la progenitora un delito de tentativa de homicidio y contra la que se ha dictado una orden de alejamiento para proteger al hijo.


aragon_teruel-kabd-620x349abc


Los hechos se produjeron el pasado lunes, según han indicado hoy fuentes judiciales. Aunque se han tipificado los hechos como un caso de violencia doméstica sustanciado en tentativa de homicidio, el propio juzgado que lleva las diligencias ha advertido que esa tipificación penal podría verse modificada conforme avancen las investigaciones que siguen abiertas.


Queda por determinar si la madre actuó por exclusiva iniciativa propia, si su hijo fue una víctima involuntaria o si pudo haberse tratado de un intento de suicidio acordado en común. En cualquiera de los casos, la intervención de la madre fue decisiva, ya que el hijo no puede valerse por sí mismo y es totalmente dependiente debido a la grave enfermedad degenerativa que padece.


Según las diligencias practicadas hasta el momento, la madre intentó acabar con la vida de su hijo y con la suya misma mediante una sobredosis de medicamentos. Machachó a conciencia un cóctel de pastillas para facilitar su ingesta. Así se las facilitó a su hijo y también ella las ingirió. Sin embargo, madre e hijo sobrevivieron a este intento. Poco después, el mismo día, la madre cogió un cuchillo y propinó severos y reiterados cortes en las muñecas de su hijo, al que le llegó a cortar los tendones. Luego, ella se asestó cuchilladas en el cuello y se cortó las venas.


Madre e hijo quedaro postrados, malheridos, en el domicilio familiar. Finalmente, los servicios de emergencias lograron intervenir a tiempo, pese a que el discapacitado estuvo al borde de la muerte: perdió tanta sangre que sufrió un shock hipovolémico, según han indicado fuentes judiciales.


Ahora, madre e hijo permanecen ingresados en el Hospital Obispo Polanco de Teruel. El juez les tomará declaración cuando mejore su estado de salud.


Mientras avanzan las investigaciones, el juez ha dictado una orden inmediata de alejamiento. La madre pasa a tener prohibido acercarse a menos de 200 metros de su hijo. Éste ha quedado ahora en manos de otros familiares, que deberán indicar cuál de ellos se hace cargo del discapacitado. De lo contrario, será la Administración la que tenga que encargarse de su cuidado.


Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*