Una quincena alcanzaría solo para comprar un champú

La dolarización de los productos en otrora era producidos en nuestro país han causado que el bolsillo de caroreño cada vez sea más golpeado. Las causas se pasean desde las teorías de una guerra económica -que sin duda de ser así ya se perdieron la mayoría de las batallas- hasta las criticadas y presuntamente erradas políticas de estado en materia económica. Pero todo se traduce en lo mismo. Un caroreño debe pagar 41 mil bolívares, es decir una quincena sólo para poder comprar un pote de champú que anteriormente no era ni el 1% de su pago de sueldo mínimo.


Aún cuando el ciudadano de a pie desconoce acerca de índices macroeconómico, producto interno bruto, índices bursátiles; lo que si les queda claro es que por mucho que un obrero, una docente, secretaria o con alguna especialidad técnica trabaje; no puede comprar en una economía dolarizada.



“Esto se lo llevó el que lo trajo. Vine porque me dijeron que aquí había llegado champú normal, porque el que se consigue por ahí sin sal me pone el cabello tieso,  no me quedará más que cortármelo para lavármelo con jabón de pasta o no sé que podré hacer, porque quién puede comprar esto”, lamentó Ana Karina Torcates a las puertas de una tienda por departamento ubicada en la calle Bolívar.


Otra señora que se identificó como María de Morón dijo: “Los años que tengo no están por nada, he vivido muchas cosas y esto de verdad no tiene comparación.  Que Cuarta República ni que nada, con adecos, con copeyanos se vivía mejor. Si robaban o no… no lo sé, lo cierto es que en Carora habían suficientes  supermercados con lo que uno quisiera, mayonesa importada, galletas, productos nacionales y quien decidía lo que uno quería comprar no eran listas de los benditos claps o el gobierno. Siempre fui bedel en un colegio y eso es mentira que comía perrarina -eso siempre fue más caro que la carne- siempre he sido del pueblo y comía galletas oreo, tomaba leche, comía mostaza french que compraba en el Mathison. Le vine a comprar unas galleticas a mis nietos y están marcadas en 16 mil”.



Cipriana Ramos, presidenta de Consecomercio aseveró en declaraciones a un medio nacional que la gran mayoría de los venezolanos no posee el poder adquisitivo para comprar los productos importados y vendidos a precios internacionales.


“Productos a precios internacionales son inaccesibles para la mayoría de los venezolanos”, afirmó Ramos.



La representante consideró que por los altos precios con los que llegan a los anaqueles, los productos no están siendo importados a dólar preferencial. Ante esto, afirmó que es necesario que se liberen los precios para que el consumidor tenga acceso a algunos rubros.


“Por otro lado, señaló que la entrega del 50% de la producción a los CLAP no tendrá ningún efecto, porque, a su juicio, el problema “es de producción no de distribución”.


Fuente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*